martes, mayo 23, 2006

40.000 NIÑOS CONDENADOS

Por ENRIC Sopena

Director de elplural.com

Gordon Weiss, funcionario de Comunicaciones para Situaciones de Emergencias de Unicef, lo advirtió hace unos días: "Hay unos 40.000 niños y niñas menores de cinco años que han llegado a tal punto de desnutrición grave que necesitan ayuda sostenida. De no ser así, en los próximos meses corren peligro de muerte muy real". Esa muerte lenta, por inanición, se ubica en el llamado Cuerno de África: Somalia, Etiopía, Eritrea, Yibuti y Kenia.

Se necesitan, según Unicef, 80 millones de dólares para paliar tan escalofriante realidad. Con un tercio aproximadamente del presupuesto del Barça, 40.000 niños condenados a muerte podrían ser amnistiados. Pero el fútbol moviliza. El hambre en África, no. Este es el problema principal de la miseria. El hambre, la sed, la falta de sanidad, el analfabetismo --en general unas condiciones de vida estremecedoramente inhumanas-- no provocan la alarma entre las gentes satisfechas del denominado primer mundo. Parece que a estos efectos vivamos en Bizancio. Discutimos, incluso acaloradamente, sobre cuestiones que son menores o marginales, es decir, bizantinas, mientras el hambre mata muchísimo más que el terrorismo.

Nos inquieta, nos produce desasosiego y hasta irritación la llegada de inmigrantes sin papeles en pateras o cayucos. Pero nos olvidamos de que no se pueden poner puertas al hambre, y que ser pobre de solemnidad no es ningún delito. O no debiera serlo. De momento, 40.000 niños africanos están destinados a morir pronto. Y continuamos mirando hacia otro lado.

ARTÍCULOS

0 comentarios:

 
Copyright 2009 Istmo noticias. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates | Blogger Styles | WP by Masterplan