martes, mayo 23, 2006

CONTRA LA COMUNICACIÓN QUE SIEMBRA ODIO Y BAJOS INSTINTOS

Por el Obispo José Sánchez, desde España

La importancia que los medios que los Medios de Comunicación Social han adquirido en nuestro tiempo hace que nuestra sociedad se denomine “la sociedad de la información”.

Es difícil imaginarnos hoy un día sin prensa, sin radio, sin televisión, sin cine, sin Internet, sin teléfono, sin videojuegos… sin todo aquello que transmitimos o nos llega por los modernos y maravillosos medios de comunicación. Con su ayuda podemos enterarnos rápidamente de las noticias y aun estar virtualmente presentes en los acontecimientos del mundo entero en tiempo real.

En esta Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, instituida por el Concilio Vaticano II, damos gracias a Dios por los maravillosos inventos de los Medios de Comunicación Social. Hemos de tomar conciencia de la importancia de los mismos y usarlos correctamente en el servicio a la verdad, a la formación, al sano entretenimiento y a la transmisión de valores, también de los religiosos. Más aún hemos de empeñarnos en transformar y mejorar los medios de comunicación y con ellos la cultura que éstos determinan.El lema que el Papa Benedicto XVI ha escogido para la Jornada de este año es: Los medios, red de comunicación, comunión y cooperación.

La comunicación entre personas, que, por estar habituados a ella, la consideramos como lo más natural, hemos de considerarla como fruto y reflejo de la comunicación que Dios ha hecho de sí mismo al enviarnos a su Hijo, la Palabra hecha Carne, que habitó entre nosotros y nos comunicó el misterio de Dios y del hombre y el plan salvador de Dios sobre el mundo.

Desde esta perspectiva, es obvio que se exija que toda comunicación tenga como finalidad la transmisión de la verdad y de otros valores, la información veraz, la formación y desarrollo integral de las personas, la construcción de una humanidad fraterna y de un mundo en libertad, justicia y solidaridad.

Toda comunicación orientada a defender intereses egoístas, a manipular la verdad o a las personas, a sembrar el odio, fomentar los bajos instintos, a abusar de los más débiles… constituye una degradación de la verdadera comunicación.

Por el contrario, la auténtica comunicación crea la comunión, la amistad, la relación y el diálogo entre las personas, los grupos humanos y los pueblos, por diversos que éstos sean. Al mismo tiempo y por lo mismo, los medios de comunicación se convierten en poderosos y útiles instrumentos de cooperación al bien común, al desarrollo integral de las personas y de los pueblos, a la elevación del nivel moral y al bienestar de todo orden.

El Papa nos recuerda los tres importantes y necesarios pasos que estableció su predecesor Juan Pablo II en el correcto uso de los medios de comunicación. A saber: la formación en el manejo de los medios, que ha de comenzar desde la infancia y que exige sentido ético, tanto en los responsables de los medios como en los usuarios de los mismos. En segundo lugar, la participación, dado que los medios de comunicación están destinados a todos.

No pueden ser acaparados, ni en su uso ni en su beneficio, por unos pocos, con exclusión de tantas personas que no tienen acceso a los mismos y, como consecuencia, carecen de la necesaria y correcta información y de las innumerables posibilidades que ofrecen los medios. Finalmente, el diálogo, con “el intercambio de conocimientos, la expresión de solidaridad y los vínculos de la paz”, colaborando así a la construcción de la civilización del amor.

No olvida la Iglesia en esta Jornada que tenemos que contar con los recursos necesarios para crear, promover, cuidar y extender los medios de comunicación social y, por medio de ellos, el mensaje del Evangelio y la promoción de unos principios y valores sobre los que poder edificar un mundo nuevo. Por eso solicitamos de todas las personas de buena voluntad una ayuda económica para poder contar con los medios adecuados y con las personas bien formadas, tanto para la creación como para el correcto uso de los Medios de Comunicación Social.

Por José Sánchez, Obispo en España

revista 21 ER (Revista Cristiana Hoy) y para artículos enviados a este blog

0 comentarios:

 
Copyright 2009 Istmo noticias. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates | Blogger Styles | WP by Masterplan