jueves, mayo 18, 2006

NUNCA ES TARDE PARA CONTRADECIR LOS TABUES CREADOS POR LA PRENSA

Es contradictorio ir contra la corriente de una noticia de este tipo, pero vale la pena cuestionar la falta de ética y responsabilidad de algunos periodistas. La noticia en cuestión es parcial, sujeta a la denuncia de un sindicalista que jala agua para su propio molino. La información no cuestiona la corrupción e irresponsabilidad de algunos patronos, que no pagan el seguro que corresponde por el trabajo que realizan los nicaragüenses. He ahí donde está la denuncia y no en el gasto que representa la salud de un ser humano.

Por Elvis Martínez Acosta

Me llama la atención la discusión entre el catedrático de la UCR, Alberto Cortés y el periodista de Diario Extra, Gerardo Sáenz Valverde, sobre el contenido xenófobo -según Cortés- de la publicación, CAJA GASTÓ ¢30 MIL MILLONES EN LA ATENCIÓN DE NICARAGÜENSES, cuya forma y fondo, culpa a los inmigrantes nicaragüenses sobre los excesivos gastos en los que incurrió la Caja Costarricense de Seguro Social por atender a esta comunidad. ¿Solo la comunidad nicaragüense genera a la Caja gastos de esta magnitud?¿Por qué no se contabilizan a los ciudadanos estadounidenses que vienen a curar sus enfermedades al país porque el costo es menor que en el suyo, o porque no cuentan con un seguro social como el nuestro (CCSS)?

El caso no es nuevo, en ése ni en los demás medios de comunicación. Las informaciones de algunos comunicadores carecen de sentido social sobre la capacidad de crear una sociedad más justa, más apegada al derecho que porta cada individuo; contrario a ello, por años se han dado a la tarea -dada su estrechez mental- de sobreponer los Derechos Humanos a las leyes de la demanda y a lo que el valor del dinero representa y no a lo que vale la salud de los ciudadanos. Mi pregunta, al respecto, es para el periodista y para Luis Chavarría, secretario general de Undeca, ¿Cuánto vale la vida de un ser humano?¿Debe el comunicador velar por los intereses de los ciudadanos del mundo o justificar los despilfarro de una institución con una nota que culpabiliza a una población, que también paga impuestos y cotiza para la Caja? En la nota informativa, el periodista no cuestiona la corrupción e irresponsabilidad de algunos patronos que evaden el pago del seguro correspondiente al trabajo que realizan los ciudadanos nicaragüenses, ni tampoco evalúa cuántos nicaragüenses cotizan para la Caja del Seguro Social. Es una información por llenar espacio, carece de profundidad; no veo la denuncia social que soporta la nota informativa.

Nunca es tarde para contradecir a algunos comunicadores y sindicalistas -cuyos intereses los lleva al fascismos y a la estrechez mental de la que se hacen merecedores con informaciones de este tipo-. La nota informativa no solo representa la forma de pensar del periodista, sino que cita el pensamiento de los sindicalistas que, cuando pueden, se sujetan de poblaciones vulnerables para contrarestar a los gobiernos y alimentar sus intereses. Así que no debe culparse solo al periodista sobre el tipo de sociedad que forma, sino a los que están detrás de la noticias, como periodista rechazo las informaciones estructuradas que afectan los derechos humanos.

El grave problema de los países con poblaciones migrantes, es que se los ve como personas que estorban en donde estén, lo que no se dan cuenta algunos ciudadanos es que el mismo sistema necesita de los inmigrantes para poder darle energía a la economía de un país. ¿Cuánto aportan los inmigrantes a un país? Estados Unidos es la potencia que es, gracias a las migraciones de latinos y ciudadanos otras latitudes, aún así, se comporta con una desfachatez, que me averguenza como ciudadano del mundo. A las migraciones debe vérseles desde un punto positivo para poder solucionar los problemas que se enfrentan; dado que el emigrar es, y ha sido, común en la historia de los pueblos y más en nuestros días. Si partimos de esa incuestionable realidad, estoy seguro que los gobiernos se darán a la tarea de atender y solucionar este tipo de problemas sin necesidad de menoscabar los derechos que todos los ciudadanos portamos.

Se necesita otro cambio de mentalidad. Como comunicador, sugiero empezar por descubrir y despojarse de la incultura y la falta de conciencia e irresponsabilidad que impera en algunos medios de comunicación, solo así sacaremos a nuestras sociedades del hueco en el que están estancadas. En la medida en que asumamos, correctamente, nuestra responsablidad social como comunicadores, estaremos encauzando a nuestros pueblos a ser librepensadores con criterios de verdad.

A QUÍ
Discusión entre Alberto Cortés y el periodista Gerardo Sáenz

0 comentarios:

 
Copyright 2009 Istmo noticias. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates | Blogger Styles | WP by Masterplan