viernes, junio 30, 2006

OSCAR ARIAS "tolera la crítica pero no la asimila"

Álvaro Madrigal sostiene que el presidente Oscar Arias tolera la crítica pero no la asimila y que es renconroso con aquéllos que obstruyen sus proyectos y espera para tomar venganza "es como el gato viejo, que caza echado.

Por Álvaro Madrigal Castro de la Tribuna Democrática

De cal y de arena

No estoy en capacidad de rebatir al sicólogo amigo que observa en el Dr. Oscar Arias, Presidente de Costa Rica, ciertas manifestaciones de conducta presentes en el mesianismo y que, en distinta dimensión y circunstancia, el mismo profesional percibe también en el Presidente de Venezuela, Hugo Chavez. Lo que él ve en el mesiánico coronel -arrogante, imperioso, ambicioso y excluyente- yo no quisiera creer que está atrás de la expresión pausada y los modales acompasados de don Oscar.

En mi opinión, nuestro mandatario tolera la crítica pero no la asimila. Es rencoroso con quienes reciamente obstruyen sus proyectos. Se mueve de distinta forma a Chavez. Este va al cuerpo, busca la confrontación. Arias pone la zancadilla y espera para tomar venganza. Es como el gato viejo, que caza echado.

Su paso por Liberación Nacional ofrece mil testimonios de ello. Otros más están pendientes. Nunca le perdonará a Calderón Fournier haber incumplido el compromiso de aportar los votos para restablecer la reelección presidencial, lo que lo forzó a diseñar otra estrategia, más retardada y en estrados judiciales.

Jamás dispensará a determinados jerarcas de la iglesia católica sus críticas al neoliberalismo que se interpretaron como dirigidas a él, y su resistencia al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, bandera de sus ambiciones políticas. Mas no buscó el cuerpo de los obispos sino que prefirió ir al Vaticano “de cucharilla”, como diría el pueblo, para provocar algo que significara la desautorización.

“Le dije que sería muy importante si él pudiera darnos una señal a los católicos costarricenses sobre la conveniencia de que este tratado sea ratificado”, consigna la página electrónica de la Casa Presidencial en una referencia al diálogo de Arias con Sodano.

El Nóbel cometió un error garrafal en lo político, lo diplomático y lo estratégico causado por una desfasada información de la realidad que circunda hoy las relaciones del Vaticano con las iglesias nacionales y –también– por una mala asesoría (en la Casa Presidencial suelen pulular los aduladores, no los consejeros).

Lo que hizo alborotó el panal, provocó el reagrupamiento de la jerarquía eclesiástica en torno a la exigencia de proveer una “agenda social” como condición para potabilizar el TLC (ya lo había advertido la Comisión de Notables) y darle un segundo aire a las filas contrarias al pacto con esta incalculada alianza.

El fiasco es de antología y por mucho que la maquinaria de propaganda quiera disimularlo, ha quedado como el Tío Coyote.

¡Don Oscar: rodeése de críticos y prescinda de aduladores!

Candor y chantaje. Corruptor y corrupto. En la corrupción, dos son los actores. Uno cede por candor o miedo a la extorsión o la tentación del otro. La “vaca” que se promueve entre empresarios para que Japdeva trasvase 450 millones de colones a los muelleros, es un hecho institucionalmente corrosivo, basado en una promesa ilegal: el derecho a la huelga es irrenunciable por ley. Aviados andamos si seguimos sin llamar a cuentas a autores y a cohonestadores de la desvergüenza.

(La República)

0 comentarios:

 
Copyright 2009 Istmo noticias. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates | Blogger Styles | WP by Masterplan