martes, agosto 01, 2006

Costa Rica entre los gritos y la Paz

Un llamado señor presidente

Lo mismo podría estar ocurriendo en otros sectores sociales donde los ciudadanos son agredidos, cuando no atrapados por la desazón, la incertidumbre y la manipulación de los medios.

Por José Luis Amador, Antropólogo Social

Toda persona es responsable de la opinión que emita en este blog (firmado).

Imagen con fin ilustrativo

En días anteriores, mientras el Presidente de inauguraba un encuentro internacional de alcaldes, un ciudadano de apellido Villalobos alzó su voz y lanzó varios gritos al Nóbel señor Oscar Arias. No creo para nada que este sea un hecho aislado, todo lo contrario. El grito de este ciudadano expresa el sentimiento de un amplio sector de costarricenses que hasta ahora ha sido invisibilizado por la prensa. No al TLC, no a la privatización del ICE, no a la privatización de las medicinas, fueron algunas de las palabras que pudo expresar este ciudadano, antes de que lo sacaran los agentes de seguridad.

Pienso que detrás de este episodio, hay un fenómeno más complejo, que se resumen en el ocultamiento de la voluntad de una parte importante de la sociedad y en la existencia de un clima de confrontación y No paz que no se soluciona con ignorar el pensamiento del otro. Sobre este aspecto es que quiero llamar la atención.

Ha dicho la prensa que este ciudadano padece algún grado de inestabilidad, no sé si este dato sea correcto. El hecho es que todos, en este país, estamos viviendo un momento de gran estrés social y personal. Tras más de 15 años de asedio neoliberal sobre las instituciones del Estado, sabemos de trabajadores que han experimentado procesos personales de desajuste. Ocurre que lo que para el tecnócrata no es más que un pequeño cambio en la gráfica de su laptop, en la práctica social constituye un vendaval que golpea la vida de miles de ciudadanos. En ocasiones estos procesos pasan inadvertidos porque se manifiestan en el mundo privado de los individuos y ni siquiera las personas que los están viviendo se dan cuenta de la causa de sus desajustes.

No puedo olvidar la vez que hablando de los años que llevan los trabajadores del ICE enfrentando la agresión neoliberal, un compañero decía apesadumbrado “solo quisiera despertarme un día y que esto ya no sea cierto”. Pero son casi 20 años y el asedio no termina. No me extraña entonces saber que un profesional en psicología afirma que a su consulta privada llega mucha gente del ICE solicitando apoyo. Lo mismo podría estar ocurriendo en otros sectores sociales donde los ciudadanos son agredidos, cuando no atrapados por la desazón, la incertidumbre y la manipulación de los medios. Y sin embargo, a pesar de los millones de colones que han gastado en propaganda y manipulación, grandes sectores de la población siguen sin creer en el TLC, encabezados por maestros, intelectuales, estudiantes, artistas, sindicalistas, empresarios, gente de las iglesias, etc.

En la acera de enfrente las cosas no son distintas. Existen personas pobres que creen buenamente que el TLC les va a solucionar la vida y están desesperadas porque perciben al país estancado. Se les ha hecho creer que solo cuatro gatos se oponen al TLC, y sienten verdadero malestar en su contra. Pero hay más que eso, sienten malestar en su vida, porque el país entero está acumulando malestar, sin mencionar el efecto que de por sí producen el alto costo de la vida, la inseguridad, el estrés urbano, la desconfianza en los políticos y la pérdida de credibilidad en los medios. Ejemplos como estos se pueden extrapolar a otros sectores de la sociedad.

Productores que saldrían beneficiados con el TLC, y a quienes se les ha hecho creer que esta es la única forma posible de negociación de un tratado. Para ellos quienes se oponen al TLC, se oponen al futuro. Esa es su honesta lectura de la situación. Importadores que han hecho de esa actividad su modo de vida y poco les importa el deterioro del aparato productivo del país. Grandes ganadores del Tratado que hace mucho abdicaron del proyecto país y han descubierto que no hay mejor patria que sus negocios y un apartamento en Miami. Estos últimos, están perdiendo dinero, están perdiendo opciones de negocios, están perdiendo prestigio… y están perdiendo la paciencia, la ecuanimidad y la mesura. “Hasta me quisieron dar un golpe de Estado”, aseguró el expresidente Pacheco.

En medio de todos quedan los que se quejan de la confusión. “¡Es que no entiendo! No me están diciendo toda la verdad. Unos me dicen que el TLC es bueno y otros me dicen que es malo y no sé qué pensar”. ¿Cuántas veces hemos oído expresiones como esta? Millones de colones invertidos en propaganda que no informa, que no explica el contenido del TLC.

10 comentarios:

Andrés dijo...

Lo mejor es estudiar el texto y retraerse de lo que dicen los ya comprados medios de comunicación y los ya finaciados grupos de oposición al Tratado, no hay peor ciego que el que no quiere ver.

HEDICHO dijo...

Elvis, tienes una cita pendiente en el Carepicha Blog.

http://carepicha.blogspot.com/2006/08/el-blog-de-elvis-martinez.html

Banco de Imágenes Gratuitas dijo...

Ha sido muy interesante leer este post...

Me quedaré a reflexionarlo a detalle.

Saludos y muchas gracias por el post que me dedicaste hace unos días.

Homo surfus dijo...

Tenemos el potencial para ser la Irlanda de América Latina, para muestra el laboratorio de Franklin Chang. Encerrándonos para proteger un par de sindicatos (ICE, INS) y a Donatella Zingone (la mamá de todos los arroceros) nos distanciaremos de nuestros propios vecinos. A menos que nos alineemos con Venezuela, Bolivia y Cuba. Cuyos tratados sutilmente socavaron las reservas de gas del ingenuo de Evo Morales, lo pueden chequear en Granma.
Como antropólogo que dice ser me gustaría conocer de alguna cultura o país que haya sobrevivido al encierro político-económico.

Daniela Bollet dijo...

Elvis soy visitante fiel a tus post, he leído algunos comentarios de un fulanito sobre su persona los cuales no parecen porque usted es una persona seria, responsable, y con una cultura que esos fulanitos envidiarían,por lo tanto no se preste al juego de seguirle la corriente sobre suposiciones...

Un abrazo y cuídese que por allí andan muchos gurú cual, cascarrabias.

Daniela Bollet.

Margarita Sánchez dijo...

No quise dejar comentarios en Carepicha dado que no me gusta lo que se dice de quienes disienten de ese blog, por lo tanto he visitado tu blog como referencia de los comentarios de Carepicha. Me gusta tu iniciativa de criticar e informar de forma objetiva y no infundado en suposiciones y comentarios como el ya mencionado blog.

Adelante y no le hagas caso a la barra de incultos, vulgares modernos, ade´más no creo que te prestes al juego, lo único que tienes que agradecerle es la publcidad que te ha dado.

Margarita Sánchez, San Pedro, Montes de Oca.

Jennifer Rodríguez dijo...

Elvis, gracias por haber respondido al carepicha, más claro no pudiste ser: cuando él se comporte de forma racional seguirás hablando, no veo el motivo por qué tanto se alarma el senor llamado Pérez si a él nadie lo conoce, que yo sepa no he visto ninguna foto suya por la red de blog más que la de un monstruo.

Visito tu blog porque me gusta como escriben y cómo critican, además porque no solo sé nuevas cosas, sino porque aprendemos de las comunidades. Felicitaciones por tu blog ....

Jennifer Rodríguez

Víctor Mendoza dijo...

Mae no le haga caso a semejante carepicha después de todo su vocabulario lo dice todo.

Se que te pudiste disgutar, pero eso es normal cuando hablan mal de uno, no visités su blog y ya terminó todo, ahora la agarró con otra persona, como se nota que es un loco problematico...
perdón por la ortografía, pero la rapidez lo amerita..

JosepH Maragialll dijo...

Excelente blog, saludos desde España, me lo recomendó tu amiga catalana, te enviaré un artículo para que lo publiques.

Saludos desde Barcelona.

José Ransés Sánchez dijo...

He leído con atención algunos comentarios que han hecho en el blog Carepicha -nombre de por sí corriente- pero que no deja de gustar a muchos lectores.

Sobre los comentarios, se ha tratado de tergiversar unos comentarios suyos, supongo que con el fin de crear polémica -y lo han logrado- Usted como persona responsable como lo conocemos sus amigos le aconsejo que no se preste al juego. Conozco que usted planea cada cosa que realiza en función de sus objetivos, actúe de la misma forma.

Ningún comentario sin fundamento debe importarle a usted.

Saludos cordiales.

su amigo.


José Ransés Sánchez

 
Copyright 2009 Istmo noticias. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates | Blogger Styles | WP by Masterplan